Fallas

Es 1 de marzo, son las 13.59 y ya escucho el primer aviso de los muchos que habrá a la misma hora cada día, hasta el día 19 que finalizara la apoteosis valenciana en su glorioso cierre. Llega el 3 aviso, como preámbulo del apabullante estruendo de la primera “Mascletà” fallera, un espectáculo visual y sonoro sin igual en el mundo, un espectáculo pirotécnico que emociona a propios y extraños, regalándonos desde amplias sonrisas hasta lágrimas de emoción.

Tras la conclusión de la mascletà, podemos concluir que las fallas han llegado y lo hacen de la forma acostumbrada, sin embargo, una nueva sensación en el estómago hace presagiar que las de este año serán únicas, con emociones diferentes y nuevos retos.

Se suceden las mascletàs en los siguientes días, preparando la semana gorda, esa en la que se comprimen sueños e ilusiones, debido al año de trabajo invertido por cada comisión fallera y al tantísimo dinero invertido por sus socios, que desean revierta en forma de permios, reconocimientos y honores.

¡Por fin! Es día 15, ya está aquí. Son las 8.00 de la mañana y comenzamos la jornada fuerte, en la que los peques son los protagonistas, ya que se inicia la plantà de las fallas infantiles.
Podemos ver las caras de ilusión de los niños con sus pañuelos y blusones falleros, algunos ataviados con los vestidos típicos y alguna jovencita con el clásico vestido fallero, que es tan bello como costoso.

Son las 14.00 de la tarde y tenemos una nueva Mascleta, pero esta vez es el entrante que deja lugar al plato fuerte, que sucederá a la 01.00 de la madrugada, un evento que me hace retroceder a mi niñez, los castillos de fuegos artificiales en la Alameda, que tiene su colofón en su último día con “la nit del foc”.

Pasa el día 16, día marcado por la plantà del resto de fallas, que señala la llegada total de la semana fallera. Durante el día, se hace mucha vida en el casal fallero, donde se come y se convive con el resto de falleros de cada falla, ya que las fallas se viven intensamente en la calle, con orgullo y satisfacción.

Llega el día 17, que da comienzo con el atronador sonido fallero de la mascletà, que da paso al acto más solemne y emotivo de todos, “la ofrenda a la mare de deu”, a la Virgen de los Desamparados. En él se viste a una virgen gigante de rosas, es un acto que tiene una duración de 2 días, se comienza el 17 y termina el 18.

Tras la finalización de la ofrenda a la madre de dios, empieza a calar en el corazón de los falleros el sentimiento de que las fallas llegan a su fin. Sin embargo, el día 18 nos queda una última sorpresa, ya que el más espectacular castillo de fuegos artificiales dará lugar, es la tan bien conocida por los valencianos “nit del foc”, en el que nuestro pirotécnico más importante, Ricardo Caballer, se hace cargo del espectáculo de luces y formas, que dejaran boquiabiertos a todos.

Amanece el día 19, estamos cansados, pero el fin de las fallas de 2015 se aproxima, a las 14.00 escuchamos la última mascletà que oiremos en 2015, cosa que hace que nos emocionemos y empecemos a sentir nostalgia de un evento que aún no ha finalizado, unas fiestas que los valencianos llevamos en nuestros corazones y los foráneos gravado en sus retinas a fuego.

Llega la noche y cada fallero en su respectiva falla esperando que llegue el colofón final de la fiesta fallera, “la nit de la crema”, una noche especial, en el que todas las fallas se consumen pasto del fuego, un trabajo que en apenas unos minutos es devorado por el fuego, un fuego purificador, ya que de las cenizas de este fuego comenzaran las fallas 2016.

No puedo esperar más tiempo, para vivirlas, ¿tu? Ven y vívelas con nosotros en Urban Youth Hostel, la que será tu casa en Valencia durante las fallas, las viviremos contigo, te guiaremos y te empaparemos de nuestra tradición y cultura.
Te esperamos.

Un saludo del equipo de Urban Youth Hostel.

Recent Posts

Leave a Comment

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Tomatina-festival-spainnavidades